Si acabas de castrar a tu perro o gato, es probable que el veterinario te haya advertido que tendrá unas necesidades nutricionales un poco diferentes a partir de ahora debido a los cambios hormonales que está sufriendo.

Los cambios hormonales después de la castración suelen hacer que la tasa metabólica de tu perro o gato disminuya, lo que significa que tu mascota no quemará calorías tan rápido, y además también puede aumentar su apetito. Y ya sabes que comer más y gastar menos es una mala combinación.

El veterinario puede sugerirte que ofrezcas a tu mascota una dieta especialmente formulada para ayudar a controlar su peso, y a reducirlo si ya ha cogido algún kilo de más. La principal diferencia entre estos productos y los alimentos para mascotas “normales” son que son más bajos en grasas y calorías, y además que están formulados para que tu perro o gato quede satisfecho.

Algunas de estas dietas bajas en calorías contienen un suplemento llamado L-carnitina, que es un aminoácido que ayuda a aumentar el metabolismo de la grasa en el músculo esquelético y cardíaco. La L-carnitina está naturalmente presente en la carne y el pescado que incluyen las recetas de alimentación Super Premium para perros y gatos.

Las recetas Light, al ser más baja en calorías, permiten cantidades mas generosas para satisfacer su apetito, pero también es posible reducir un poco la cantidad de su dieta habitual, si es de buena calidad, o animarles a hacer más ejercicio.

La calidad de la receta es aún más importante en estos casos, no solo porque asegura un buen equilibrio nutricional, sino porque unos ingredientes y elaboración Super Premium aseguran una concentración de azúcar en sangre estable, y eso tiene un efecto positivo sobre los niveles de serotonina, la hormona responsable de la satisfacción dietética. La inclusión de una cantidad moderada de fibra insoluble, que no tiene calorías, también es un beneficioso.

Algunas mascotas tienen mucho apetito, y algunos veterinarios recomiendan una combinación de alimentación húmeda y seca. Esto se debe a que los alimentos húmedos siempre tienen menos calorías que los secos, ya que tienen mucha más agua en su composición. Por ejemplo, con un cuarto de ración de alimentación húmeda, y tres cuarto de alimentación seca, tendrá la sensación de haber comido más, pero seguirá beneficiándose de todas las ventajas de la alimentación seca.

Otro tema importante que hay que controlar son los premios, golosinas y extras. Puedes optar por premios y golosinas bajas en grasas, o pesarlos y descontarlos de su alimentación diaria. Si tiene bastante sobrepeso y te está costando que vuelva a su peso ideal, pero aún así necesita premios para reforzar en positivo, puedes separar algunas croquetas directamente de su ración diaria de alimentación Light para poder ofrecérsela entre horas.

Lo importante es que la castración no influya más de lo debido en su peso y en su calidad de vida, ni le mantenga en un estado de ansiedad y apetito constante.

Este post está basado en un artículo escrito por nuestro experto nutricionista animal, Ness Bird, y no pretende sustuituir las recomendaciones del veterinario, sino servir de complemento a las recomendaciones de este.