Arden Grange Kitten de pollo fresco y patatas es la dieta ideal para tu gata embarazada o en periodo de lactancia, ya que proporciona una fuente concentrada de nutrientes que aseguran suficientes calorías para satisfacer sus crecientes demandas metabólicas.

Arden Grange Kitten es una dieta Super Premium sin cereales que contiene un 26% de pollo fresco y un 30% de harina de carne de pollo. Esta receta, altamente digestible, tiene el equilibrio nutricional perfecto para mantener una salud óptima durante el embarazo y la lactancia, y también es muy conveniente para el destete.

La inclusión de huevo asegura un excelente perfil de aminoácidos para abastecer a todos los bloques de construcción necesarios para las enormes demandas estructurales y funcionales en el cuerpo en este momento crítico; incluyendo las hormonas y la producción de enzimas. La taurina está naturalmente presente, pero también se ha añadido un extra de taurina (1250 mg / kg). ¿Por qué? Porque este elementos tiene muchas funciones y es imprescindible para la salud de todos felinos, pero es especialmente importante durante el embarazo, ya que la deficiencia se asocia con mortalidad antes del nacimiento y con gatitos de bajo peso al nacer.

Alimentación durante el embarazo

Las gatas embarazadas suelen presentar aumento de peso y un aumento del apetito que comienza alrededor de la
segunda semana de gestación. La cantidad de alimentos recibidos se debe aumentar gradualmente a medida que el
embarazo progresa,hasta alcanzar alrededor de un 25 o un 50% más de lo habitual. La cantidad de alimento dependerá del apetito, la condición de la gata y de cuántos gatitos esté esperando. Una gata embarazada debe ser alimentada con comidas pequeñas y frecuentes, a intervalos regulares o puede que prefiera el libre acceso a la comida, lo que le permite elegir a la propia gata cuándo y cuánto comer, con un límite diario, por supuesto.

Alimentación durante la lactancia

La provisión de calorías adecuadas es esencial para permitir la producción de leche suficiente y para evitar la pérdida de peso drástica de la gata. La ingesta de agua también es vital para que su cuerpo pueda producir un volumen suficiente de leche. Una gata con una camada extensa o con un mínimo de reservas de energía en el cuerpo en el momento del parto tiene un mayor riesgo de desnutrición durante la lactancia.

El tamaño de la camada es el mayor determinante de la cantidad de alimentos requeridos.

Cantidad de comida necesaria durante la lactancia

Primera semana de lactancia:  dosis de mantenimiento x 1,5
Segunda semana de lactancia: dosis de mantenimiento x 2
Tercer y cuarta semana de la lactancia: dosis de mantenimiento x 2,5-3
Quinta semana de lactancia en adelante: Comience lentamente a reducir la ingesta de la gata  según la camada
empiece a comer más sólidos.

Consejos generales de alimentación para gatas embarazadas y en periodo de lactancia

  • Una vez que la camada tenga tres semanas de edad, es aconsejable alimentar a la gata por separado para evitar que los gatitos se coman su comida
  • El agua fresca siempre debe ser de fácil acceso. Le recomendamos el uso de recipientes de acero inoxidable, vidrio o cerámica ya que el plástico puede disuadir a los gatos de beber.
  • Cuando los gatitos tengan 6-7 semanas de edad, el consumo de alimentos de la gata no debe ser superior al 50% más que sus requisitos normales de mantenimiento.
  • Cuando se alimenta con Arden Grange, es importante recordar que los gatos y gatitos no necesitan más leche en sus dietas diarias. De hecho, los gatitos pierden la capacidad de digerir la lactosa (azúcar de la leche) poco después del destete y su consumo puede provocarles diarrea.
  • Como hemos incluido todos los nutrientes esenciales que su gato necesita, no hay necesidad de añadir ningún otro accesorio a la dieta.
  • Si tu gata tiene alergia al pollo, puede alimentar a su gato con nuestra receta Sensible de salmón y patata, pero ten en cuenta que los tamaños de las porciones deben ser mayores debido a que estas recetas son menos calóricas que la receta Kitten.