Muchos de nuestros clientes están interesados ​​en cómo se producen los alimentos para mascotas Arden Grange, así que nos hemos decidido a explicarlo lo más detalladamente posible. Nuestro proceso de fabricación se realiza de la siguiente manera:

Al igual que la cocción de una hogaza de pan perfecto, la calidad del producto final depende de la calidad de los ingredientes, la exactitud de pesaje y el tiempo, y el rendimiento del equipo.

1. Ingredientes

Los ingredientes provienen de todo el mundo, y son elegidos por su calidad, consistencia y valor nutritivo. Cada ingrediente debe probar que posee estas tres cualidades antes de ser aceptado en la fábrica. Se almacenan en un lugar fresco y seco hasta que son necesarios para la fabricación. Como comprobación adicional, muchos de
los productores de ingredientes son auditados de forma rutinaria, para asegurarnos de que sus instalaciones y procedimientos de fabricación son los más adecuados. Además, siempre que es posible, los ingredientes se compran en el Reino Unido o la Unión Europea para apoyar la economía local y para garantizar una frescura óptima.

2. Pesar y mezclar

Cada receta se almacena en un sistema centralizado informático, y los ingredientes se pesan y envían a una gran cámara de mezcla, donde se combinan suavemente durante 3 minutos. Para minimizar cualquier variación, las recetas permanecen fijas y las básculas se prueban de manera rutinaria para asegurar su exactitud. La mezcla pasa entonces por unos potentes imanes para asegurarnos de que está libre de cualquier contaminación de metal, y se envía a la siguiente etapa.

3. Molienda

La siguiente etapa es moler todos los ingredientes, que tienen una variedad de tamaños, en el equivalente de un enorme mortero. Esto produce un polvo fino que se llama molienda, con una consistencia similar a la harina de hornear. Se mezcla una vez más y se añaden los ingredientes más delicados, tales como vitaminas y minerales. Así, tenemos una mezcla homogénea de hasta 50 ingredientes, que luego se envían a ser cocinados.

Una dieta estándar contiene solamente cerca de 15 nutrientes, mientras que una “super premium” como Arden Grange se formula con muchos más y se presta especial atención tanto a las proporciones como a la diversidad de las fuentes de los nutrientes.

4. Pre-acondicionado

La primera etapa de cocción implica el acondicionamiento de la mezcla. Se añaden vapor y agua a la molienda en una gran cámara que contiene 30 paletas giratorias. La mezcla se amasa bien hasta que la mayoría de las moléculas de almidón son bombeadas y están completamente hidratadas. Este proceso también pre-cocina la comida hasta un 45% del total de su cocción. El acondicionamiento previo tiene una duración de alrededor de 3 minutos.

5. La extrusión

La parte final de la cocción sólo dura 30 segundos, pero proporciona más de la mitad del proceso total. La molienda se hace pasar a través de una larga cámara que contiene un torno giratorio que expulsa la mezcla fuera a través de aberturas pequeñas, con forma una forma concreta. La presión dentro de esta cámara puede llegar a más de 600 psi, por eso, la disminución súbita de la presión cuando sale la mezcla hace que se esta se expanda en una estructura de nido de abeja, y ya en el exterior, se va cortando en pequeños trozos.  Estas croquetas ligeras y suaves son analizadas para determinar su forma, color, tamaño y densidad, antes de ser enviadas a la siguiente etapa.

6. Secado

Las croquetas que emergen del horno de extrusión contienen más del 25% de agua, y ya que no contienen conservantes artificiales, podrían llenarse de moho y echarse a perder. Así que se secan rápidamente para eliminar alrededor de dos tercios de esta agua soplando suavemente aire caliente alrededor de las croquetas, a medida que pasan a través de la cámara. Esto tarda aproximadamente 20 minutos, y se estudia el grado de humedad de las croquetas continuamente a medida que emergen del secador, para asegurarse de que es satisfactorio. Estas croquetas crujientes están listas para la siguiente etapa.

7. Recubrimiento

Como sabemos, en muchos alimentos y aperitivos para consumo humano gran parte del sabor está en el recubrimiento. El exceso puede ser abrumador y desagradable, pero demasiado poco puede hacernos perder el interés. Lo mismo ocurre con nuestras mascotas. Por lo tanto, las croquetas se recubren con precisión y uniformemente con una combinación de aceites y sabores naturales que, puesto que la croquetas están todavía calientes, penetran en toda la comida. En Arden Grange no añadimos azúcar ni sal, que se utilizan a menudo en otras marcas como potenciadores de la palatabilidad.

8. Refrigeración y embalaje

Al igual que pondríamos el pan recién salido del horno sobre una rejilla para enfriar, mantenemos las croquetas en una gran cámara a través de la que se hace pasar aire frío. En este punto, las muestras también se toman de todos los lotes producidos, y se analizan bajo una variedad de parámetros que incluyen: el contenido de nutrientes (por ejemplo, proteína, aceite, fibra, etc.), la carga bacteriana (por ejemplo, Salmonella, Campylobacter, etc), y características organolépticas (por ejemplo, olor, color, tamaño, etc.). Las muestras también se almacenan durante dos años para futuras referencias.

Una vez que las croquetas se han enfriado a la temperatura ambiente, y el lote hayan pasado los controles anteriores, la comida está lista para ser embalada y enviada a los clientes.