Los perros deportistas y de trabajo tienen necesidades nutricionales especiales

La formación, el ejercicio y la correcta nutrición son esenciales para garantizar el rendimiento óptimo del perro. Y si se trata de perros de trabajo o que practican deporte, con más razón.

Para  responder a sus necesidades nutricionales, que es el tema que nos ocupa, tenemos que pensar tanto en las necesidades aeróbicas (de fuerza y resistencia), para las que necesitará un buen nivel de grasa de buena calidad, como las anaeróbicas (por ejemplo cuando el perro está corriendo), apoyadas en los carbohidratos. Por eso, no se trata solo de que tengan que comer más calorías: es necesario un equilibrio adecuado de nutrientes.

Como nosotros, los perros trabajan y se sienten mejor cuando se alimentan con una dieta equilibrada, digerible y nutricionalmente valiosa. Esto es así porque los productos que están formulados para proporcionar una ingesta óptima de energía y para mantener los músculos funcionando y la sangre fluyendo eficientemente pueden minimizar la fatiga y mejorar la resistencia. Así, evitamos lesiones y estrés.

Además, si evitamos al sistema digestivo ingredientes que obstaculizan su metabolismo (como proteínas mal digeridas, o un volumen fecal excesivo) ayudaremos a su sistema inmunológico a concentrarse en su función protectora primaria.

Si conseguimos un crecimiento saludable a través de una dieta adecuada desde que es un cachorro, cuando sea perro de trabajo adulto desarrollará huesos y articulaciones fuertes, y un marco bien musculoso. Unos músculos en el cuello y en los hombros bien desarrollados permiten una mayor capacidad pulmonar, mejor resistencia y el poder necesario para llevar a cabo sus deberes o deportes a su mayor capacidad.

Es cierto que las lesiones pueden no ser evitables mediante una alimentación adecuada, pero las incidencias pueden reducirse o aliviarse los síntomas mediante la provisión de una nutrición óptima. Un cuerpo fuerte y saludable que está protegido por un sistema inmune igualmente fuerte y sano tiene también una mayor capacidad de curación.

 

Por eso, la dieta no sólo debe proporcionar el combustible, sino también los niveles óptimos de los nutrientes esenciales que el cuerpo requiere para funcionar eficientemente.

No necesitan más comida, necesitan comida adaptada

Los alimentos densos en energía son los que se pueden satisfacer las crecientes demandas nutricionales sin tener que dar a l perro una gran cantidad de comida que tardan más en digerir y metabolizar. La grasa es un nutriente especialmente importante en la dieta del perro de trabajo o deportivo porque:
• Es una fuente concentrada de combustible, con un gramo que suministra más del doble de las calorías de un gramo de proteína o carbohidrato.
• Una dieta rica en grasas estimula el crecimiento mitocondrial y mejora la capacidad de trabajo aeróbico.
• Las dietas altas en grasas tienen un efecto ahorrador de glucógeno, lo cual es importante porque el agotamiento del glucógeno causa fatiga.

La proteína de alto valor biológico es necesaria para el crecimiento y el reemplazo de los tejidos. Los estudios sugieren que las dietas más altas en proteínas pueden reducir la susceptibilidad a la lesión [Reynolds, 1995]. Sin embargo, la proteína excesiva tiene poco beneficio ya que es una fuente de energía menos eficiente que la grasa o los carbohidratos y no puede almacenarse. El pollo se descompone muy fácilmente en los aminoácidos constitutivos necesarios para soportar las demandas estructurales y funcionales del cuerpo, al igual que el huevo. Ambos se incluyen en las recetas Arden Grange comercializado para los perros activos.

Sin duda, un perro activo, que trabaja o que practica deportes como el Canicross o el Agility es un perro feliz, los perros solo se aburren cuando no se ejercitan o no se estimulan lo suficiente. Recuerda que el ejercicio y el trabajo pueden reducir la frustración y la destructividad de tu perro.

Si tu perro lleva una vida plena y activa estarás caminando en la buena dirección para conseguir que se mantenga saludable, longevo y feliz