En primer lugar advertiremos que cuando un gato sufre de picazón en la piel, y la tiene irritada, es aconsejable visitar a un veterinario, ya que las causas pueden ser muy diversas. Algunas de las más habituales son:

  • Alergias alimentarias o ambientales
  • Sistema inmunológico deteriorado
  • Desequilibrios hormonales
  • Infestación de parásitos
  • Deficiencia o exceso de ciertos nutrientes

Puede tratarse de una de estas causas, o de una combinación de varias de ellas. De las que hemos citado, quizá la más frecuente y más sencilla de tratar es la primera. Si recientemente le has cambiado la dieta, o has empezado a darle alguna golosina nueva, ya tienes un firme candidato a ser quien provoca esa picazón.

Puedes probar con una dieta hipoalergénica de buena calidad (como Arden Grange) que no incluya trigo, carne de vaca, soja o productos lácteos (cuatro de los alérgenos alimentarios más comunes), ya que si se trata de una alergia alimentaria enseguida vas a notar que se encuentra mejor, menos irritado, y si no es el caso, no le perjudica, todo lo contrario, ya que se trata de una alimentación de calidad que solo puede beneficiarle.

No olvides comprobar los ingredientes de las golosinas o extras que vayas a darle, ya que muchos contienen derivados animales, y cereales como trigo (o directamente, no indican qué cereales incluyen). Ten en cuenta que incluso una galleta o un pequeño trozo de pan tostado pueden causar reacción en un animal sensible al gluten, por ejemplo.

La alimentación Adult con Salmón y Patata, y Sensitive, de Pescado Blanco y Patata,  son especialmente buenos para los gatos con problemas de la piel. Estas dietas se han formulado cuidadosamente para proporcionar la proporción ideal de Omega 6 y Omega 3 ácidos grasos esenciales, el uso de aceite de salmón de alta calidad y de linaza. Los niveles óptimos de vitaminas y una fuente de quelatos de zinc también se incluyen para maximizar la salud de la piel.

No obstante, si la irritación de tu gato le resulta muy molesta o si el cambio a una dieta hipoalergénica no mejora la situación, te recomendamos de nuevo que acudas a un veterinario.